Vender o liquidar un negocio

Llegado a este punto es el momento de valorar si merece la pena vender tu negocio en su totalidad o, por el contrario, liquidarlo. En otras palabras, ¿tiene tu negocio el potencial para poder venderse, quizás realizando alguna pequeña mejora? o ¿es mejor liquidarlo? En ocasiones puede suponer todo un dilema: ¿Vender o liquidar un negocio?

Deberás considerar el valor de tu negocio más allá de sus componentes materiales y físicos, ya que durante los años que ha permanecido abierto puede ser que elementos tangibles e intangibles hayan añadido más valor de forma que lo mejor sea no venderlo por partes.

vender o liquidar un negocio

Una vez realizada esta reflexión inicial, a continuación detallamos los 6 pasos para determinar si vale la pena vender tu negocio o por el contrario sería mejor liquidarlo.

1/ Revisa los resultados financieros

Analiza los resultados de tu empresa, incluyendo el historial de ventas y beneficios para asegurarte de que tu negocio se encuentra en una situación financiera sólida, con activos que exceden los pasivos. Idealmente los registros financieros de los 3 últimos ejercicios y que muestren beneficios por encima de los gastos de explotación.

2/ Determina si tu negocio es singular

Revisa los productos y/o servicios que ofrece tu empresa. Los compradores se sienten atraídos por un negocio que es único y que destaca por encima de la competencia. Piensa como si se tratara de una patente, lo que hace o tiene tu negocio y que se diferencie del resto, esto lo hará más apetecible para potenciales compradores.

A modo de ejemplo, los compradores potenciales buscan una transición limpia y rápida. Por este motivo los manuales y procedimientos operacionales actualizados sobre los servicios y productos que se ofrecen son un activo importante ya que hacen que el proceso de transmisión a un nuevo propietaria sea más fácil.

Otros elementos de tu negocio a considerar son la marca y la reputación, así como la cuota de mercado del sector específico. Tener una marca comercial y un nombre de dominio reconocido con fuerte presencia en las redes sociales o con un programa de marketing eficaz.

3/ Analiza los aspectos físicos de tu negocio

La ubicación es un factor importante a considerar en la potencial venta de tu empresa. Un volumen creciente de clientes, suponiendo que tu negocio no se realice únicamente en online y una ubicación con estabilidad geográfica y demográfica, pueden ser puntos clave a la hora de traspasar tu negocio.

Además, el estado y la imagen que muestres a los compradores potenciales, incluidas las instalaciones y los equipos que utiliza tu empresa, debe estar actualizada y funcionando sin problemas. Los compradores también se sentirán más seguros sabiendo que los alquileres son asequibles, a largo plazo y transferibles.

4/ Analiza el valor de tu personal y clientela

Si estás pensando en vender tu negocio tendrás que tener en cuenta el personal y la clientela. 

Unos empleados estables y confiables con contratos que se puedan traspasar al nuevo propietario. También es importante tener al día las políticas relativas al personal, esto lo hará más atractivo a posibles compradores.

Tener una base de clientes en crecimiento o una amplia lista de clientes leales, especialmente clientes importantes con contratos a largo plazo, es un activo para cualquier negocio. Mantener una base de datos de clientes que se pueda transferir a un nuevo propietario ayudará en la venta de tu negocio y podrá captar más compradores potenciales.

5/ Identifica las áreas de tu negocio que necesitan mejoras

Determina qué áreas de tu negocio podrían mejorarse con un coste razonable para hacerlo más vendible. Crea una lista de tareas a realizar para cada uno de los puntos a mejorar. El siguiente paso es confeccionar un plan y un cronograma para determinar cuánto tiempo te llevará en implementar las mejoras, siempre que sea posible.

6/ Decide si vender o liquidar tu negocio

Ahora que has valorado si tu empresa tiene el potencial para ser vendida, y que has creado un plan de acción con perspectivas de venta, tienes las herramientas para tomar una decisión sobre cómo proceder.

Dependiendo del estado actual de tu negocio y tu voluntad de dedicar tiempo y esfuerzo para mejorarlo tienes las siguientes opciones a considerar:

  • Has descubierto que tu negocio está en plena forma para ser vendido y que el siguiente paso es determinar un precio de venta. En este caso seguro que te interesan nuestros 10 consejos para traspasar un negocio.
  • Es posible que hayas descubierto que tu negocio necesita mejoras antes de ponerlo en el mercado, pero lo vas a vender tal cual está, ya que podrás poner un precio más bajo pero que te dará más beneficio que si tuvieras que hacer reformas.
  • Puedes seguir adelante con el plan de acción que has pensado, lo que retrasará la venta de tu negocio pero que te permitirá un precio de venta mayor y captar más compradores potenciales.
  • Por último, puedes decidir que el estado de tu negocio es poco competitivo en el mercado y que no vale la pena esforzarse por mejorarlo, optando por liquidar sus activos.

Comparte en tus redes sociales:

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad